En mi blog os iré contando mis experiencias en la cocina. Me encanta la repostería, pero tambien elaborar platos de comida. Realizo mis recetas de manera artesanal, ¡¡pero creo que me salen riquisimas!!

Cuernos de Crema

Crujiente hojaldre y cremosa crema pastelera.

Buñuelos de Viento

Estos buñuelos de viento son un clásico de la cocina. Hay mil formas de hacerlas y se pueden rellenar de muchas maneras, dulce o salado.

Mini Tartas de Manzana

Hay mil formas de preparar las tartas de manzana, aunque todas estan deliciosas, aqui os dejo esta receta para preparar porciones individuales.

Leche Merengada

Esta dulce bebida es muy fácil de preparar y según la época del año se puede tomar caliente, fría o granizada.

Rollitos de Cabello de Ángel

El hojaldre da mucho juego y nos sirve para realizar recetas supersencillas como esta.

martes, 17 de julio de 2012

TARTA CLASICA DE CUMPLEAÑOS




Mi niña celebra su santo "por todo lo alto" y como este año lo va a pasar en la playa con su abuela(mi madre) y su tía, y yo estaré trabajando, quería celebrarle con una tarta. 

Le hice una tarta pero para evitar el calor del horno y simplificar, el verano es lo que tiene jejeje, le compre el bizcocho de esos q viene preparado y cortado en tres discos.

Ha resultado muy rápido y fácil de hacer. El único entretenimiento ha sido el de decorar la tarta que por otro lado con la oblea ya estaba casi decorada ella sola jejeje




Ingredientes:


- un bizcocho hecho o comprado de esos de 3 capas(son de 23 cm de diámetro),

- 800 ml de nata para montar(4 brick de 200 ml),

- 200 gr. de chocolate negro,

- 2 cucharadas de azúcar,

- azúcar glas,
- almíbar para calar el bizcocho: 1/2 vaso de azúcar y la misma cantidad de agua, si queremos podemos añadirle algún aroma: vainilla, esencia de almendras, de limón, coñac...

Para decorar:

- 1 oblea de decorar,

- flores de barquillo.

Preparación:


1º Hacer la trufa. Para ello calentar en un cazo a fuego bajo la nata con 2 cucharadas de azúcar, remover y cuando este caliente y siempre sin que llegue a hervir, añadimos el chocolate negro. Remover hasta que el chocolate se funda con la nata, cuidado siempre que no hierva y llevar a la nevera hasta que enfrie. Una vez fria se monta con las varillas igual que si montaramos solo la nata y ya tenemos la trufa. Reservar en la nevera.


2º Montar la nata con el azúcar glas(la cantidad necesaria para endulzarla, unas 3-4 cucharadas por cada brick de nata) y reservar en la nevera.

3º Elaborar un almíbar para suavizar un poco el bizcocho. Para ello: Poner en un cazo y disolver el azúcar en el agua. Llevar a hervir y cuando empiece a hervir apartar. Regar la primera capa del bizcocho reservando el resto del almíbar para las otras capas.

4º Cubrir esta primera capa de bizcocho con la trufa. Nivelando bien para que nos quede uniforme y no se desnivele la tarta.

5º Colocar la 2ª capa de bizcocho y empapar con el almíbar. Cubrir con nata montada y poner el 3er disco de bizcocho. Bañar con el almíbar restante y cubrir también con nata. Colocar la oblea decorativa. Con la manga pastelera decorar los laterales y todo el derredor de la tarta. Colocamos las flores de barquillo y listo.
Muy rica y rápida rápida 

Esta más buena aun de un día para otro. 

Antes de dejaros os quería comentar sobre la oblea, y es que es la primera vez que la uso y sólo quería decir que me ha gustado mucho la experiencia. Es muy fácil de colocar, y aunque se ha roto por la excesiva curiosidad de la homenajeada, que desde que la vio no podía resistirse. Tenía que tocar para ver jejejeje, es muy gracioso ver a mis niños decirme: "dejamelo que no lo veo" y es que si no se toca no se termina de conocer el terreno jejejeje. 

Queda muy bien y luego se corta mejor todavía. La enseñanza práctica que he sacado: importante alisar muy bien la superficie sobre la que se va a colocar pues a pesar de ser como un barquillo al ponerla sobre la tarta se reblandece y es como si se pegara y ajustara como un capa elastica que marca perfectamente cualquier pequeña imperfección o desnivel en la superficie de la tarta.

Os dejo la foto de la parte rota:
Era un roto importante pero a pesar de todo ha quedado muy bien.

 Esto de hacer la tarta sin cocinar el bizcocho me ha parecido tan raro que he tenido la sensación de hacer una manualidad más que una tarta.... pero ha sido muy divertido y he contado con la ayuda de mi nena que en todo momento ha estado muy pendiente y sin perder un solo detalle... 

Cuando mi nena rompio la oblea, ella se disgusto pero reaccione rápido: "las penas con pastel son menos" a si que la puse de catadora de crema y relleno para que me diera su visto bueno jejejej y salvamos el bache en un momentito jejeje

Me voy a declarar de vacaciones en el blog. Muchos besos y hasta la vuelta.